Inicio > Alana 1962 > UN NUEVO SUEÑO

UN NUEVO SUEÑO

UN NUEVO SUEÑO

León Padrón Azcuy

24 de Octubre de 2010

Por experiencia propia, quiero referirme a la estatura humana que alcanzamos cuando rechazamos sujetarnos al pensamiento único de uno, o un grupo de hombres. De repente experimentamos una libertad interior. Aun más, si la ponemos en función de la búsqueda de una mejor manera de convivencia para nosotros y por ende para todos los ciudadanos.

Uno de los pensamientos del más importante prócer de la independencia de Cuba José Julián Martí y Pérez; dice: La verdad una vez despierta jamás vuelve a dormirse. A mi entender refleja con claridad la satisfacción que advierten los seres humanos cuando descubren la verdad.

Durante más de medio siglo los cubanos hemos sido privados de información. Este muro ha sido una cortina de humo utilizado por la jerarquía comunista para capitalizar su hegemonía, imponiéndonos una visión muy limitada, ajena a las posibilidades que existe más allá de una ideología cerrada que no permite constatar otra versión.

Este hipnotismo afortunadamente se ha desarticulado para muchos, y con el tiempo se desvanecerá para todos. Lo cierto es que en la Cuba actual, un grupo no despreciables de sus hijos y a costa de cualquier precio, niegan el apoyo al régimen comunista, y promueven ofertas sustentadas en una cultura democrática que preserve los Derechos Humanos de los ciudadanos.

La inmensa mayoría de ellos de una forma u otra y en algún momento, fueron engañados, por suerte con el tiempo descubrieron la verdad y dramáticamente cambiaron su visión. Dejando de creer en promesas que un día los embaucaron, frustrando el sueño por el que lucharon, una falsa que perdura hasta los días de hoy.
Conozco de cerca a una hermana que emigro a la Habana con la esperanza de hacerse con una carrera universitaria. La joven llego a la capital a finales de la década del 80, y a pesar de finalizar sus estudios preuniversitarios, sus aspiraciones fueron truncadas por circunstancias propias de la vida cuando una criatura vino al mundo, su hija.

La responsabilidad de madre represento un gran reto, asumido sin apoyo alguno, en medio de limitaciones y carencias, causantes de frustraciones y sueños inconclusos.

Como todo buen guajiro rápidamente metió cabeza y comenzó a trabajar previa capacitación como elaboradora en una pizzería. Durante varios años mantuvo una estable dedicación a su trabajo, donde se diluyo toda esperanza.

Una especie de gracia llegaría a su vida ofreciéndole una pequeña luz que sin darse cuenta cambiaria su destino. El contacto fortuito con miembros de la oposición le abrió un nuevo horizonte, verdad desconocida, -más bien negada- y desde entonces nunca más se ha dormido.

Se incorporo a la oposición democrática cubana desde hace algunos años, donde fue desarrollando aptitudes cada vez mas responsables. En un principio participo en actividades de agrupaciones partidistas liberales. Poco después fundó su propia Biblioteca independiente, brindando a su comunidad literatura censurada.

En la primera imagen, al fondo a la Izquierda se ve Omayda en un reciente encuentro civilista, en la segunda se observa en una reciente conferencia ante los medios internacionales de prensa

Su buena intencionada obra le otorgo un liderazgo en su barrio y posteriormente dentro de las propias filas de la oposición, donde tempranamente asumió responsabilidades que a la postre la habilitaron para empeños mayores, asumiéndolos con criterio, una porción de la palabra del Evaj. Juan. 8:31 ¨La verdad os hará libre¨.

Actualmente después de concientizar que vale la pena luchar por un mejor futuro, entrega lo mejor de si a la causa por la democratización de Cuba. Su evolución y crecimiento, tanto profesional como cívico, le valió para asumir la responsabilidad de dirigir la insipiente Red de Bibliotecas Cívicas Reinaldo Bragado Bretaña.

Bajo su liderazgo este conglomerado de Bibliotecas promueve en diferentes lugares de la nación la literatura, además de impartir diversos cursos relacionados con la cultura civilista, distribuyen material audiovisual y encaminan una atención a la población infantil digna de encomio.

Omayda padrón Azcuy mantiene una buena relación con líderes opositores de diferentes orientaciones, incrementado una mejor interrelación, capaz de interactuar con audacia y visión futurista.

Lo cierto es que esta cubana, pinareña de nacimiento, madre ejemplar, casada, y cristiana, pertenece a la nueva generación de cubanos que ha evolucionado progresivamente, ella a pesar de la represión defiende lo que designa su nuevo sueño.

En los tiempos que vivimos descubriendo, otro caudal existente sujetado a esperanza.

Anuncios
Categorías:Alana 1962
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: